Fisioterapia en Empresas

Fisioterapia en Empresas

Fisioterapia en Empresas

Si com empresario te interesas por la salud y el bienestar de tus empleados.

FISIOTERAPIA EN EMPRESAS: Prevención y Tratamiento con Fisioterapia y Pilates.

El INSTITUTO ESPAÑOL de SALUD en el DEPORTE sabe lo importante que es para una empresa mantener a sus empleados en un buen estado de forma, para garantizar su salud y para evitar las bajas laborales y el impacto económico que esto supone.

Para ello, te proponemos organizar un servicio de Salud en el Deporte en tu propia empresa; desde servicio de clínica, hasta servicio de Deporte desde el punto de vista de la Salud.

Como muestra de lo que representa para tu empresa las bajas laborales de origen músculo esquelético, te presentamos un estudio de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo:

 

Los trastornos musculoesqueléticos de origen laboral en los Estados miembros de la Unión Europea según La II Encuesta Europea sobre las Condiciones de Trabajo (1996) llevada a cabo por la Fundación Europea (Dublín) ofrece los siguientes datos sobre la prevalencia de las dolencias específicas relacionadas con los TME.

En España, el 32,9% informó de dolores dorso lumbares de origen laboral, el 29,6% de dolores de cuello, el 19,7% de dolores en las cervicales, el 11,7% de las piernas, el 8% de los pies-tobillos, el 7,2% de los hombros, el 6,9% de nalgas-caderas, el 6,7% de las rodillas, el 6,2% de los brazos, y el 5,4% de las manos. En total, alrededor del 69,2% de los trabajadores informaron de algún tipo de dolencia musculoesquelética.

En España, el 3,2% de los trabajadores consultados en la III Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo (1998) dijeron padecer una enfermedad profesional reconocida o en proceso de ser reconocida como enfermedad profesional. Aproximadamente la mitad de las enfermedades incluían los TME.

 

Bajas laborales de corta duración (menos de 1 año) debidas a trastornos musculoesqueléticos de origen laboral:

En Gran Bretaña, 750.000 personas que habían trabajado durante los últimos 12 meses manifestaron padecer TME de origen laboral. De éstas, unas 335.000 se habían tomado días de baja como consecuencia de su dolencia. Las jornadas de trabajo perdidas se estiman en torno a 9.862.000 (espalda: 4.820.000; extremidades superiores y cuello: 4.162.000; y extremidades inferiores 2.204.000).

En Alemania, el 28,7% (135 millones) de todas las jornadas de trabajo perdidas por enfermedad fueron ocasionadas por TME. El coste total de las bajas por enfermedad debido a TME de origen laboral se estima en 24 mil millones de marcos alemanes.

En los Países Bajos, el coste total de las bajas por enfermedad (de menos de 1 año) debidas a trastornos musculoesqueléticos de origen laboral se estima en 2.019 millones de florines holandeses (1995). Esto representa en torno al 46% de todas las bajas por enfermedad de origen laboral.

 

Bajas laborales de larga duración debidas a trastornos musculoesqueléticos de origen laboral:

En los Países Bajos, el coste por incapacidad laboral (es decir, de duración superior a un año) debido a trastornos musculoesqueléticos de origen laboral se estima en 2.363 millones de florines holandeses (1995).

En Alemania (1997), alrededor de 70.000 trabajadores se jubilaron anticipadamente debido a TME (de origen laboral), si bien dichos trastornos no están reconocidos como enfermedades profesionales. Aproximadamente un 25,9% de todas las jubilaciones anticipadas se producen como consecuencia de TME.

 

Transferencia de ingresos:

En los Países Bajos, el importe total del gasto en indemnizaciones por incapacidad laboral (durante más de 1 año) debido a trastornos musculoesqueléticos de origen laboral, se estima en 2.363 millones de florines holandeses (1995). Esto representa aproximadamente el 37% de todo el gasto relacionado con estas indemnizaciones.

Se estima que en Finlandia (1996) se gastaron unos 256 millones de marcos finlandeses en subsidios por enfermedad debido a TME de origen laboral – lo que representa el 33% de todos los subsidios.

 

Coste para las empresas:

En el Reino Unido, el coste total para una sola empresa de un caso de trastorno de las extremidades superiores de origen laboral se estimó en 5.251 libras esterlinas. Esto incluye las jornadas perdidas por el empleado, el tiempo de investigación, la ineficacia operativa, los costes del tratamiento y de los médicos y ATS de medicina laboral, las consultas con los representantes de la salud y seguridad en el trabajo, y los costes de reclamaciones e indemnizaciones. Se estima que un caso de síndrome de vibración de mano/brazo puede costar como promedio unas 11.498 libras esterlinas.

En Alemania, el 28,7% (135 millones) de todas las jornadas perdidas por enfermedad se deben a TME. Como consecuencia de ello, las pérdidas de producción representan aproximadamente unos 24 mil millones de marcos alemanes.

Fuente: A g e n c i a E u r o p e a p a r a l a S e g u r i d a d y l a S a l u d e n e l T r a b a j o